Siete Cartas a Siete Obispos

En el año 2009, al inicio de un siglo en plena continuidad con los principios ideológicos modernos que causaron, entre otras cosas, dos guerras mundiales, de una devastación nunca antes conocida en la Historia, y la mayor crisis -apostasía- en la Iglesia Católica jamás vista desde sus comienzos, el Padre A. Gálvez publica esta obra, de trascendental importancia para el cristiano de hoy, dedicada al análisis de los primeros capítulos del Apocalipsis. Aunque su intención era hacer un comentario a cada una de las Siete Cartas dirigidas a los Siete Ángeles, este primer volumen -y con toda seguridad el único dada la edad avanzada del autor actualmente-, está centrado principalmente en la carta al Ángel de la Iglesia de Efeso.  Para A. Gálvez, el libro del Apocalipsis es un “libro de Consolación … que fue escrito con vistas a los últimos tiempos más aún que para los primeros”.  Y aunque no se sabe ni el día ni la hora de la Segunda Venida, sí es cierto que los tiempos que precederán a la Parusía traerán consigo la Apostasía general y el enfriamiento de la caridad en tal magnitud que se acortará el Día del Señor por amor a los elegidos, pues de no acortarse, hasta los mismos santos serían vencidos. “Sin embargo, cuando llegue el Hijo del Hombre, ¿encontrará la fe sobre la tierra?” (Lc. 18, 8).

 

El libro está escrito con la intención de animar a los cristianos de hoy y de siempre a vivir y morir dentro de la Iglesia Católica, incluso en estos tiempos en que la Iglesia misma está en un proceso de cuasi autodestrucción. Por mucho que vean y sufran persecución los católicos de hoy día, “no es lícito para ellos emprender el camino en busca de otra, puesto que solamente Una es la fundada por Jesucristo, y solamente una es la Verdadera.”  

 

Tanto la “Introducción” de la obra, como los cuatro capítulos (I. “La Voz del Espíritu”, II. “El Amor Perdido”, III. “Dios Corrige a los que Ama”, IV. “La Victoria Cristiana”) y la “Reflexión Final”, describen con toda crudeza lo que podría ser un ejemplo histórico del poder de la Bestia apocalíptica manifestada en la herejía del Modernismo que ha invadido a la Iglesia Católica. Una Iglesia que parece haber perdido el “ímpetu de su primer amor” y ha olvidado, mejor dicho rechazado, los caminos de la penitencia y el arrepentimiento.  Y, a pesar de todo y contra todo, la victoria final está del lado del que persevere hasta el fin muriendo como fiel hijo de la Iglesia fundada por Cristo: “Al que venza le daré a comer del árbol de la Vida”. 

 

Un libro profundamente profético sobre un Libro Profético Sagrado: “El que tenga oído, que oiga lo que dice el Espíritu a la Iglesia”.

Siete Cartas a Siete Obispos

25,00$Precio

    © 2020 por Sociedad de Jesucristo Sacerdote