top of page
< Regresar |

Lectura

Lectura del 20 de septiembre de 1982

00:00 / 01:04

Charla ID:

1982.09.19.L

Título:

El Ciego de Bartimeo II

Duración:

0:21:26

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Comentario:

El Padre sigue leyendo la obra del ciego Bartimeo. "El amor que llega hasta desfallecer..." El rostro del Señor irradia la gloria de Dios. Dios se hizo carne. Ahora lo hemos oído, lo hemos visto con nuestros ojos. También a nosotros se nos hace patente aunque a través de la fe. El amor se refiere a cosas concretas y notorias para el amante. Supone la cercanía de los que se aman. La reciprocidad del amor. "Oh cristalina fuente..." Este trato íntimo del amado a través de la fe supone la docilidad a las enseñanzas del Espíritu. "El mundo ya no me verá pero vosotros me veréis..." Jn 14, 19. El Señor contrapone el desconocimiento y la no visión del mundo al conocimiento y la visión del discípulo. El conocimiento y trato íntimo del Señor es obra del Espíritu. El conocimiento del amado conduce a algo más que una amistad gozosa. Nos lleva a transformarnos en el amado. "Todos nosotros... reflejamos la vida del Señor.." en 2 Cor. Necesitamos ser "impresionados " por la imagen del esposo. Hablar de estas cosas me da un poco de miedo porque me da la impresión de que yo voy por un lado y la gente por otro. Me gusta llevar las cosas a sus últimas consecuencias. Volvamos a la película de ayer, con la chica que llega a rozar el amor verdadero, pero al final se echa atrás y se va con el príncipe gordo y bigotudo. Y el fraile le dice que se despidan cada uno por su propia cuenta, es el representante de un catolicismo conservador. No quiere líos. Pero el amor lo arriesga todo. El chico, el profesor, sí había entendido el amor verdadero. Si el amor no es embrujo, temblor, emoción, no es amor. Es un mirarse en los ojos del amado. Desear y ser deseado. El chico le decía a la chica: "Tengo sed de ti." Si nos dedicamos a promover las campañas contra el hambre, es porque hemos perdido lo más importante, que es el amor. El amor es ternura, embrujo y riesgo. Pero no entendemos así el amor de Dios. Y por eso nos parece aburrido el amor de Dios. Y nos quedamos vacíos. La figura típica es la del fraile de anoche: cumplidor, buena persona, no hace nada malo, pero no se quema ni quiere que la gente se queme. El prosaísmo frente a la poesía. El Padre está en sintonía con San Juan de la Cruz. Hambre y deseo de ver los ojos del amado. "Todos nosotros a cara descubierta..." El Padre sigue explicando este texto de San Pablo. Necesitamos un conocimiento y trato cara a cara que no es aún la visión beatífica. Si nos dejamos guiar por su Espíritu... Cuando el ciego Bartimeo consiguió llegar al Señor, Jesús sintió por el un inmenso amor. "Señor, que vea." Sin ver al Señor, no se le puede seguir. Una formación de los candidatos al sacerdocio que olvidara esto, estaría condenada al fracaso. El fracaso de las convocatorias actuales. El apostolado excesivamente tecnificado. Lee una cita del libro sobre la burocracia en la Iglesia. La Iglesia militante se ha convertido en la Iglesia policopiante. Es la imagen de un clero que se contempla a sí mismo. Serán los santos aislados y solitarios llenos del fuego divino los que encenderán un fuego... A los santos les falta tiempo para dedicarse a estudiar su propia identidad. No sabe si esta cita es de Baltasar o Congar. Pide que traigan el tercer volumen del libro que está leyendo. Está tomado del libro de Balthasar, El complejo anti-romano. La lectura termina, pero el Padre sigue hablando desde lejos. Dice que el libro de Balthasar está hecho para defender al Papa.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page