top of page
< Regresar |

Lectura

Lectura del 14 de noviembre de 1982

00:00 / 01:04

Charla ID:

1982.11.14.L

Título:

Narración simpática de la curación de la hija de Jairo, la mujer hemorroísa, y el del centurión

Duración:

0:26:32

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Mc 5: 21-43

Comentario:

Lectura especialmente dedicada a los niños de Abanilla. El Padre empieza la lectura contando la narración de la curación la hija de Jairo y va haciendo comentarios jocosos. El Señor atendía a cualquier tipo de personas, ricos, pobres, etc. Hasta sus enemigos se lo reconocían: "Maestro sabemos que tu no haces distinción de personas..." Cuando llegó el padre de esta hija, el Señor sintió compasión. Su corazón era más grande que el de Octavio y Lope. Y se fueron a la casa. Menciona a la Señora. Y se fue con el Señor todo el gentío. Y en el trayecto, llegó una mujer que padecía una enfermedad de flujo de sangre. La pobre mujer intentaba tocar al Señor pensando que se curaría. "¿Quién me ha tocado?" Y los apóstoles hacían de policías. Y Jesús no tenía el jesusmovil. Luego sigue con la narración de la curación de la hija de Jairo, al estilo del Padre. El Padre habla de cuando la gente se moría en su pueblo y todo el mundo decía que era un santo, pero no lo era. Risas y menciona a Paquito. Recuerdos del Padre cuando tenía 12 años: cerca de su casa se estaba muriendo un hombre. El Padre vio morir a mucha gente, por ejemplo, a un niño de educación básica. Al Padre le impresionaba las muertes. Y llamaron al Padre para que le reces unas oraciones en un librito porque el sacerdote no había ido todavía. Era un hombre apartado de la Iglesia. El Padre no tenía ganas de ir, pero no se negó. Y fue. Entró y vio al pobre hombre, y recuerda que le impresionó mucho. El Padre lo conocía de vista y no iba nunca a misa. Y estaba diciendo, "echad agua bendita porque tengo la habitación llena de demonios". Vienen a llevarse mi alma. Y al final el Padre salió corriendo muy impresionado. El Padre recuerda en los entierros antiguos los músicos. Habla de las plañideras. "La niña no está muerta, sino dormida". Las plañideras pasaron del llanto a la burla. Entró solo con los tres enchufados. "Niña contigo hablo..." Estas historias le gustan a Paquito más que las otras lecturas. Luego el Padre habla de San Francisco Javier que resucitó muchos muertos. Narración del milagro del centurión. Es uno de los pasajes que más le gusta al Padre. "Os digo de veras que nunca en Israel... "

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido.

bottom of page