top of page
< Regresar |

Meditación

Meditación del 18 de octubre de 1982

00:00 / 01:04

Charla ID:

1982.10.17.M

Título:

Los planteamientos del mundo y los de Dios

Duración:

0:22:36

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Domingo 29º del Tiempo Ordinario (B)

Texto Bíblico:

Mc 10: 35-45

Comentario:

Para uso personal por el estilo de hablar del Padre. Narración del pasaje de la madre de los Zebedeos. Es un episodio muy conocido y ya muy comentado. Vemos la frescura y la impetuosidad de los jóvenes. También la ingenuidad de la gente joven. Intuían que aquel hombre era extraordinario. La gente joven siempre sacando partido a la vida. La gente joven que no conoce al Señor enfoca la vida desde el punto de vista que el mundo lo entiende. Quería poderío y fama y riquezas. Entiende las grandezas al modo como las entienden los mayores, es decir, de una forma pequeña. Allí de grandeza no hay absolutamente nada. "Concédenos sentarnos..." El Señor les dice que su concepción de la vida está totalmente equivocada. Anoche hablaba con mi familia en mi pueblo y me decían que todos los pilongos curas se habían reunido y que él único que no iba nunca era el Padre. Y el Padre le decía a su familia que no iba porque él era el único que estaba ocupado. Los jóvenes del evangelio eran generosos pero no sabían lo que había que pedir. "¿Podéis beber..." Estamos en una época en la que se han subvertido todos los valores. Los planteamientos de hoy a los jóvenes son materialistas. Se les induce al egoísmo más absoluto. Para muchos el hombre se reduce a lo sexual. El Señor les propone el camino del sufrimiento. Este planteamiento en una pastoral moderna es considerado una locura. Nosotros sí debemos hacerle estos planteamientos elevados a los jóvenes. No hay que dar la coba a los jóvenes, ni un ideal de comodidad. La gente joven aceptará estos ideales si lo ven en nuestra vida. "Es mejor dar que recibir". El mundo le dice a los jóvenes que exijan y que reciban. Nosotros debemos proponerles que den y que no exijan. Debemos intentarlo en nuestras vidas. El sacrificio, el cumplimiento del deber, el estudio, la oración. Debemos exigirnos más en todo esto. El Señor lo dice más abajo: les hace ver a los apóstoles "Los que en las naciones son considerados como príncipes..." No ha de ser así entre vosotros. El Señor no rechaza el fin (ser el primero, dominar a las naciones. etc.), sino el método, el modo o manera. El ejercicio del imperio es lo que no ha de ser así entre vosotros. "El que de vosotros quiera ser el primero..." Se trata de ser el servidor de todos y dar la vida por todos. Anoche cuando hablaba con mi familia pensaba que dentro de unos años quién se iba a acordar en su pueblo, si de los pilongos, o del Padre. A nosotros nos va a tocar en un mundo más difícil que al Padre. La manera de meterse a la gente y a la juventud en el bolsillo es a través de ser el servidor de todos y dando la vida por todos. O de otra manera: amando de verdad. Es mejor dar que recibir. El verdadero amor es darse, no en recibir. En el primer capítulo del Comentario al Cantar, el Padre hablaba del tema del beso y cómo el que besa intenta poseer la persona a la que ama. "Béseme con besos..." Desea entregarse ella a él. Alguien que entendiera esto sería el único para hacerse con la gente joven. Esto supone dar la vida, que no tenga tiempo libre, ni salud, ni dinero, porque todo lo ha dado. Esto es lo que quiere decir el Señor: estáis equivocados en vuestros planteamientos. "Apártate de mí porque no piensas como Dios sino como los hombres..." Si dejamos que entren los planteamientos de los hombres, nos hacemos incapaces de amar, e incapaces de hacer apostolado. Nuestra conducta tiene que ser escandalosa ante el mundo. Nuestros planteamientos tienen que ser contrarios al mundo.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page