top of page
< Regresar |

Meditación

Meditación del 5 de septiembre de 1982

00:00 / 01:04

Charla ID:

1982.09.05.M

Título:

El recto uso de la sensibilidad para amar a Dios

Duración:

0:33:06

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Domingo 23 º del Tiempo Ordinario (B)

Texto Bíblico:

Mc 7: 31-37

Comentario:

Para uso privado por el estilo de hablar del Padre. El Padre lee el evangelio y dice que lo primero que viene a su mente es la feria doctrinal de los sentidos. El recto uso de los sentidos es necesario para seguir al Señor. La frase final es la alabanza del Señor: "Todo lo hizo bien". No se puede hacer un buen uso del entendimiento sino se hace primero un buen uso de los sentidos. Todo lo que hay en el entendimiento pasa por los sentidos. El Señor le tomó de la mano, le apartó de la turba, y le pone saliva en su cuerpo. ¡Qué importante es la docilidad, dejarnos llevar por el Señor! Hace referencia a la pequeña advertencia cariñosa que nos hizo ayer por la noche. Sabe muy bien que sus hijos son mejores que él. Comenta que ha leído cartas de Guayaquil hablando de los llantos de la despedida de Paulino por un mes. Comenta también cómo la gente ha llorado en Mazarrón por la ida de d. Manuel a Guayaquil. Paco Oterino le habla de cómo la gente echa de menos a Paulino. Cuando piensa en el grupo de chicos de Burgos y las noticias que le da Daniel de ellos, piensa que eso se lo debe a los mayores que están en Burgos trabajando. Y luego ve a Juanjo llevando las tareas del Pedregal. Rosique que es un gandul. Referencia al puro sobre lo que pasó con su alba el otro día. Si somos delicados con el Padre, seremos dedicados con los nuestros. Una familia que no respeta a su padre, no existe como tal familia. La docilidad tiene mucha importancia. Sed dóciles cuando os digan que tenéis que descansar porque estáis enfermos. ¡No duermas en el suelo esos días! Sin docilidad, no vamos a ningún lado. Menciona a Pedro Javier como testigo de problemas gordos en Madrid. El dominio de sí mismo comprende también al cuerpo. Nos estamos relajando mucho en la pobreza. Ya no se dan las cuentas de gastos. Ya no se entrega las cosas al Padre. Si me tratáis a patadas a mí, repercutirá en vosotros. Entregad vuestras cuentas de gastos. Hemos siempre vivido estos detalles. Tenemos que tener sensibilidad. Cuenta que ayer en el confesionario escuchaba al sacerdote predicar y se daba cuenta que no estaba conectado con la gente. Somos groseros porque nos falta docilidad con el Señor. Y luego no sabemos amar. Si no tenemos finura de sentidos, no sabremos amar. Si no amamos con los sentidos, no somos felices. Menciona una serie de textos del Cantar de los Cantares. La alegría perfecta la hace depender de la audición: "Os he dicho estas cosas... para que vuestra Alegría sea completa". La frase final significa que hizo a los hombres perfectos. Por falta de docilidad, nuestro grupo se puede ir al garete. En los ratos de oración siente confianza en Dios. "Ireme presurosa..." Le impresionaba una carta de Handy. Handy es un gitano, un crío, y en la mili ha sufrido mucho. Le decía al Padre que seguía siendo un inútil, "pero llevado de esta experiencia estoy decidido plenamente a no decidir por mi cuenta, sino ponerme en las manos de usted". Os pido perdón por las cosas que tengo que advertiros. Esto es una escuela de santos, de hombres.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page