top of page
< Regresar |

Lectura

Lectura del 5 de julio de 1981

00:00 / 01:04

Charla ID:

1981.07.04.L

Título:

Lectura y comentario a las folias "Comentario al Cantar" VI

Duración:

0:27:45

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Can 1:2

Comentario:

El Padre sigue leyendo las folias del Cantar en las páginas 85 -87 de la edición de 1984. En el transcurso de la charla, el Padre da un puro a los nuestros por su falta de sensibilidad. Decíamos que a Dios hay que amarlo con nuestro espíritu y nuestro cuerpo. Con todo nuestro ser. Alma y cuerpo. Y que a Dios había que amarlo con la carne y con la sangre. Si no amamos así, nos cogemos el Cantar y no nos dice nada o simplemente se queda en un libro poético. Leemos el primer versículo sobre el Beso y no pensamos que Dios está enamorado de nosotros. El deseo se queda expresado con simple veleidad cuando no va a ser factible. Ejemplo del beso con la Marylin Monroe. Si pensamos que Dios no está enamorado de nosotros, entonces se queda todo en la veleidad. Sabemos que Dios nos ama con ese amor universal, pero este no es el amor que nosotros llamamos enamoramiento, puesto que este es correspondido y es recíproco. Si nosotros no respondemos a Dios, entonces no hay reciprocidad. El amor es esencialmente libertad. Me da la impresión de que estoy hablando para sordos. Para comprender esto se supone que debe haber sensibilidad. Y no hay sensibilidad cuando no hay cariño. El amor es la fuente de todas las demás virtudes. Por ejemplo, yo me quemo la voz al daros charlas, si hubiera sensibilidad habría por parte vuestra un cierto agradecimiento. Pero cuando yo veo en algunos que les da lo mismo estar que no estar en la charla, pienso que andáis faltos de sensibilidad. El que es basto, no puede entender esto. Uno sobrenaturalmente habla con todos. Pero yo humanamente prefiero hablar con gente fina. Si eres basto, Dios no le gusta hablar contigo. Si no sois finos, nunca encontráis a Dios. No amaréis a Dios si no amáis a los que veis. Yo no me excluyo de esto. Nos falta finura para el sacrificio. Todos sois excelentes, yo aprendo de vosotros, pero no quita para que nos falte finura y sobre todo en el sacrificio. El Padre habla sobre el diálogo de Platón, El Fedro, en su parte final. El Padre comenta que ha leído las poesías de San Juan de la Cruz en Francés, y no valen nada. La confianza en el Amado. "Ya que el Amor requiere al principio..." El amor es desinteresado. La obscuridad de la fe.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido. En el minuto 15 hay como un pequeño corte.

bottom of page