top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 11 de agosto de 2008

00:00 / 16:41

Charla ID:

2008.08.10.H

Título:

El agradecimiento como efecto del amor

Duración:

0:16:52

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Domingo 13º después de Pentecostés

Texto Bíblico:

Lc 17: 11-19

Comentario:

Muy bella homilía para el público. El Padre narra el evangelio a su estilo. Nos enfrenta con uno de los capítulos más importantes de la existencia cristiana: el agradecimiento. La vida nuestra debe transcurrir en una constante acción de gracias a Dios. Nos sacó a la existencia. Nos hizo su amigo. Compartió nuestro dolor. El acto principal de culto de la liturgia es la Eucaristía que significa acción de gracias. A Dios se lo debemos todo. "Tanto amó Dios al mundo que le dio..." Hace falta mucho amor para entregar su propio Hijo. "¿Quién dará la vida por un hombre malvado..." ¿Por qué el agradecimiento tan fundamental en la existencia cristiana? El que no es agradecido no es bien nacido. Es la respuesta amorosa a un ofrecimiento amoroso. Lo aberrante en el agradecimiento es el no o el silencio ante el ofrecimiento del amor. En el evangelio tenemos esa actitud. Por ejemplo, los nueve leprosos que no volvieron. Tenemos también el caso de Judas que traiciona a Jesús con un beso. Hay otro caso, el del joven rico del evangelio. La condición de los condenados en el infierno y la soledad. El hombre está hecho para amar y sentirse agradecido y para corresponder al amor con reciprocidad. Si leemos el Cantar de los Cantares es un conjunto de ofrecimiento y de respuestas en actitud bilateral por parte del Esposo y la esposa. "Dime tu Amado de mi alma, donde pastoreas..." "Oh, tú la más preciosa..." En la vida íntima trinitaria tenemos esta bilateralidad y la reciprocidad. El Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo. "Qué hermoso eres..." La bilateralidad y mutua entrega: "Mi amado es para mí y yo soy para mi amado..." El uno para el otro y el otro para el uno. Dios es amor. "Ven Amado mío, vámonos al campo..." "Ponme como sello sobre tu corazón..." La reciprocidad se ve en el evangelio en la parábola de los talentos. El Señor espera siempre nuestra respuesta y nuestra contestación. Espera nuestro sí. De ahí la importancia del episodio de hoy. ¡Cómo no vamos a agradecer a Jesús que se haya quedado con nosotros en la Eucaristía! Lo contemplamos a través de la fe. ¡Ojalá que nuestras vidas ocurrieran en una continua acción de gracias! El Padre recuerda los retiros suyos de seminarista cuando usaban el estilo de San Ignacio de Loyola para los ejercicios espirituales y analizaban el último capítulo de método de San Ignacio: "Contemplación para alcanzar amor".

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido. En el minuto 9:40 o 9:45 hay un corte breve por un segundo que se nota. Parece que el Padre está a punto de quebrarse en algunos momentos de la charla.

bottom of page