top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 9 de junio de 2008

00:00 / 20:59

Charla ID:

2008.06.08.H

Título:

El plan de Dios: "Os haré pescadores de hombres"

Duración:

0:21:08

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Domingo 4º después de Pentecostés (VO)

Texto Bíblico:

Lc 5: 1-11

Comentario:

Muy bella homilía para el público sobre el evangelio. Nosotros como criaturas participamos del Ser Divino y de sus atributos. Pero es una participación finita a una distancia infinita de los atributos de Dios. Por eso nuestros modos de actuar no son los modos de actuar. Mis caminos no son vuestros caminos. Nuestra forma de pensar es muy diferente. Los planes son tan diferentes. Cuando el Padre era niño le decían que iba a ser sacerdote. Y eso le ponía muy furioso. Historia de lo que le dijo a su confesor cuando le dijo que iba a ser sacerdote. Pensaba ser médico o militar y luego abogado. Pero nunca pensó que iba a ser pescador de hombres. ¡Los planes de Dios son tan distintos de los nuestros...! Nuestra inteligencia es muy limitada. "Yo he venido para que tengáis vida..." Nosotros, por nosotros mismos, somos eminentemente vulgares. El Padre resalta que San Pedro llama al Señor en latín "Preceptor". La pesca fue abundante porque fueron obedientes al Señor. Si ya la pesca de peces requiere ciertos skills, la pesca de hombres requiere mucho más. Pescar hombres es difícil. "Mucho sabe la ardilla, pero más el que la pilla" Necesitamos cualidades especiales que nos tienen que ser dadas por Jesucristo. Convertir a un pecador en un santo requiere una gracias especiales. De Jesús decían que hablaba como quien tiene autoridad. Ille Seductor. Debemos ser seductores de hombres. Solamente viviendo El en nosotros, puede hacer que otros se conviertan. Debemos impactar a los demás. La santidad es condición indispensable para convertirnos en pescadores de hombres. Si le damos lo que el mundo ya les da, no vamos a pescar a nadie. Nuestra manera de pensar ha de ser algo distinto y único. La pobreza, la limpieza de corazón, el sufrimiento, todo esto que el mundo no les da. Los hombres que tienen hambre y sed de justicia en un mundo de mentiras. "El que pierda su vida por mí..." Nuestra forma de pensar debe ser la forma de pensar de Dios. El aura luminosa de los santos en las fotos quería significar esto de ellos. "No tengas miedo porque desde ahora vas a ser..." Es muy importante que utilicemos para pescar transmitir las palabras del Señor, no las nuestras. Hoy día el fracaso en la Iglesia es porque quieren transmitir no la palabra de Dios, sino las palabras de los hombres. La doctrina del evangelio es la que nos hará pescadores de hombres.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page