top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 26 de diciembre de 1985

00:00 / 01:04

Charla ID:

1985.12.25.H

Título:

Sobre su hermano Pedro que estaba muriendo y la Navidad

Duración:

0:16:22

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Navidad (C)

Texto Bíblico:

Jn 1: 1-18

Comentario:

Para uso interno por el estilo de hablar del Padre. Dice que va a ofrecer la misa por su hermano Pedro que está en una situación gravísima. Si Dios no obra el milagro, por lo menos que le conceda una buena muerte. Ayer pasó el Padre un día mal. El quiere mucho a su hermano Pedro. Fue compañero de fechorías con su hermano. Es el hermano al que más quiere. El cuidó a su hermano Juan cuando era pequeño cuando murió su madre. Y en cuanto a su hermano Jesús, tenía nueve meses cuando su madre murió. Y cuenta que Jesús el día de la muerte de su madre, empezó a llorar. Dice que Jesús es uno de los hermanos más buenos que ha tenido. Todos hemos de morir. Ayer cuando el Padre besaba a su hermano en la frente, se acordaba de todas las aventuras. Vamos a celebrar la Navidad interna y externa. Hoy toca albóndigas de pavo. La alegría interior es la más importante. Ayer me recordaba Pedro Javier que veía difícil que pasara una Navidad peor que la de Venezuela. Pero la de ayer por su hermano es una de las peores. También la Primera Navidad fue así. Las angustias del Señor, de la Virgen y de San José, van con la gloria de la noche de Navidad. Dios se hace un hombre como nosotros. Gracias a estas angustias, tenemos la suprema alegría de tener un Dios que podemos coger, tener en nuestras manos, etc. ¿Qué sería de nuestra vida si Dios no se hubiera hecho hombre? Dios se hizo hombre para redimirnos del pecado, pero también para poder estar con nosotros, para tener un cuerpo humano. El otro día en una conversación con Marín me decía que la gracia de Adán era también gracia por los méritos de Cristo. Y el Padre le decía que era verdad. El motivo fundante de la Encarnación fue que el hombre pudiera amar a Dios. El Padre menciona que está leyendo un libro de Von Balthasar donde dice que Cristo es antes que Adán porque es el Alfa. Esto abona la teoría del Padre sobre los motivos de la Encarnación. Dios se hizo hombre en un crío que se orinaba encima. Tomó todo menos el pecado. Gracias a eso podemos dejarnos querer por Él. Desea el Padre una navidad completa a su sobrino Miguel, y también a Jose Manuel, y a los veteranos como Paquito y Parra. La alegría va por dentro. Los de Burgos ya se están convenciendo de esto. Y felicita a los empollones de Burgos, aunque otros no las han sacado muy buenas. Otros se dejan algunas colgando. El Padre se ríe de cómo hace tantos juegos de palabras. Pedid por nuestros hermanos de fuera. Y consolad al triste, especialmente a los que se van a Boston. Feliz Navidad para nuestra Patria, para Ecuador, país al que amo, a la Iglesia toda, con el Papa a la cabeza, y también a los que más sufren.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page