top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 1 de enero de 1978

00:00 / 01:04

Charla ID:

1978.01.01.H

Título:

El cristiano y el tiempo

Duración:

0:17:00

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

María, Madre de Dios (A)

Texto Bíblico:

Lc 2: 16-21

Comentario:

Muy buena homilía del Padre sobre el tiempo. El Padre empieza hablando de un año nuevo y de la naturaleza del tiempo en la Escritura. El primer texto es "estad alerta y velad porque..." El tiempo es una realidad que no debemos desaprovechar. Otra consideración es la de emplear el tiempo en lo que deberíamos. "Marta, Marta, andas..." Hay que saber cómo debemos emplear nuestras energías. El Señor vivió treinta años de vivir encerrado y tres años de acción. El tiempo también es una cosa muy relativa. Dios se ríe del tiempo y del espacio. Esto lo vemos en el Sacrificio de la Misa y la Presencia de la Muerte de la Cruz. Es el mismo Sacrificio no repetido. La juventud y la vejez son muy relativas, porque hay gente joven que ya es vieja y viejos que son jóvenes. "Si no os hacéis como niños..." San Pablo decía que su cuerpo se iba desmoronando, pero su espíritu... El tiempo es un bromista. El tiempo acaba con todas las estupideces e idioteces humanas. La cantidad de gente que hace planes y cuánto trabajar imbécilmente, y el tiempo te pide que lo dejes todo. El tiempo nos acerca a Dios. El texto sobre el tiempo que más le gusta al Padre es tomado del Cantar de los Cantares: "Levántate ya amada mía, esposa mía, que ya ha pasado el invierno..." El que ama a Dios a medida que transcurre el tiempo va siendo más feliz. Nuestra vida es un caminar hacia Dios. Cuando el tiempo ha sido consumado en nosotros, hayamos llegado a la plenitud del amor. La última escena del Diario de un Cura Rural. "Todo es gracia". Charles Moeller dice que son las palabras más bellas escritas en la literatura del S. XX. Esto es lo que decía el Señor en el evangelio de San Juan: "Mi tiempo no ha llegado aún, pero el vuestro siempre está pronto". "Todo se ha consumado", las últimas palabras de Jesús. No crezcáis como las calabazas, en corpachón, sino en sabiduría y gracia.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido. Termina un poco abruptamente. Pero puede funcionar para el público. Transcripción hecha por Paulino

bottom of page