top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 19 de junio de 2011

00:00 / 49:50

Charla ID:

2011.06.19.H

Título:

La Trinidad, la Encarnación y el Amor personal

Duración:

0:50:04

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Mt 28: 18-20

Comentario:

Hoy celebra la Iglesia la fiesta de la Santísima Trinidad. Es el misterio central. Durante muchos milenios los hombres tuvieron un conocimiento rudimentario de Dios. En Jesucristo Dios se reveló profundamente. La distinción entre el conocimiento de Dios previo a Cristo y después de Cristo. El hombre no podía conocer con su razón que Dios era Tres Personas. La descripción de la Trinidad es Dios Amor. El Amor solo se da entre personas. El amor es personal. Nadie se enamora de sí mismo. El Amor es reciprocidad. Dios es el Ser Infinito y la Perfección infinita. Descripción del Misterio de la Trinidad por el entendimiento, el Hijo, y el Amor, El Espíritu Santo. El Hijo es engendrado por generación intelectual. El amor es correspondencia. "Muéstranos al Padre..." Referencia al símbolo atanasiano. El Espíritu es el torrente infinito de amor. El misterio de la Encarnación dentro del misterio de la Trinidad. Dios ama al hombre con un amor infinito y espera una respuesta en totalidad. Nosotros no podemos amar un espíritu puro. No podemos amar sino lo que conocemos. La humanidad de Cristo nos manifiesta el conocimiento de Dios. El temor del A.T. se convierte en Amor. Y en Cristo vemos a Dios: su humildad. "Se anodadó a sí mismo..." Tomó la forma de siervo. Obediente hasta la muerte y muerte de Cruz. Nos amó hasta la locura. "Tanto amó Dios al mundo que le entregó su propio Hijo". Tito: "Cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador... " Rom 5, 6 y siguientes: "Siendo todavía débiles, murió por los impíos... " Ni siquiera perdonó a su propio Hijo. "El que me ve a mí, ve al Padre" Dios es el Amor substancial. La comparación de cómo Dios ama y cómo nos comportamos nosotros. "Tomad mi yugo sobre vosotros..." La vida es un valle de lágrimas. La vida es lucha. Pensamos que no tenemos remedio. "Venid a mí..." El Padre ahora habla en modo personal suyo: se siente muy cansado, muy agotado. "He luchado un buen combate". Las batallas las ganan los soldados cansados. Si quieres dar fruto, hay que morir. "Si el grano de trigo..." El bien para los demás viene a través de nuestra muerte. "para que vuestro fruto permanezca..." Dios en Cristo es compasivo y misericordioso. Dios es mansedumbre. El endemoniado de Gerasa. "Mi nombre es legión..." La gente prefirió sus cerdos. Jesús no protesta. El Padre a lo largo de su vida se ha tenido que marchar muchas veces sin protestar. Y nosotros tanta soberbia. "No he venido a buscar a los justos..." Pero al mismo tiempo es justicia. Y Jesucristo muestra su firmeza. El episodio de cuando Jesús llega a Nazaret en la sinagoga. "Nadie es profeta en su tierra..." Dios ama la pobreza también y se manifiesta así en Cristo, frente a lo que hoy se estima el dinero. "Las aves del cielo tienen nidos..." Todo el mundo buscando cómo conseguir más dinero... "No podéis servir a Dios..." El modo en que Jesucristo envía a sus apóstoles a predicar. "Bienaventurados los pobres..." Esto no se ha comprendido todavía. Dios nos ama en Jesucristo y manifiesta su amor en la muerte en el patíbulo. El drama de la humanidad es que no reconocimos y además rechazamos la Luz. Y hoy la gente dice que Dios no existe. El silencio de los pastores. Pero por encima de todo está la esperanza. Vivimos de esperanza. "Yo estaré con vosotros..." Nos ha dado la posibilidad de amar con locura. "Habiendo amado a los suyos los amó hasta el fin". El amor que mueve al Sol y a las Estrellas. Cristo debe ser nuestra vida. "Mi amado es para mí y yo soy para mi amado".

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page