top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 20 de diciembre de 2009

00:00 / 01:04

Charla ID:

2009.12.20.H

Título:

La necesidad de penitencia en un mundo sin Dios

Duración:

0:33:36

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Lc 3: 1-6

Comentario:

Para uso interno por el estilo de hablar del Padre. El evangelio de hoy está tomado de San Luchas. El Padre lee el evangelio. La figura del Bautista y la necesidad de la penitencia y la conversión. La penitencia es necesaria para la salvación. "Si no hacéis penitencia, todos pereceréis". "Yo no he venido a llamar a los justos..." El hombre es un ser pecador. El hombre cayó en el pecado original. Ha vivido en la naturaleza caída, aunque reparada del Señor. Hoy día la situación de pecado en el mundo actual es el señor del mundo. El Señor decía que el príncipe de las tinieblas actúa a través de fomentar la mentira entre los hombres. Hoy día más que nunca necesitamos la penitencia y la conversión. Hoy se respira en el ambiente que el hombre moderno ha perdido el sentido del pecado. Se siente autosuficiente. No necesita depender de nadie. No cree en el pecado original. No cree en la necesidad de la conversión. Se ha dado de lado el sacramento de la confesión. Un sacramento tan consolador. Este sacramento trata de devolvernos la paz con Dios y liberarnos de la esclavitud de Satanás. Es una de las funciones más pesadas de la vida del Sacerdote. "Bienaventurados los pacíficos..." De las parábolas más bellas, la del Hijo pródigo. Y dentro de ella, cuando el padre sale al encuentro de su hijo. Este episodio es verdaderamente consolador. "La paz os dejo, mi paz os doy..." La alegría que nadie podrá arrebatar. Hoy el mundo está sometido en el caos. Los sistemas políticos que persiguen a Dios. Europa es un continente desolado. Se habla de los derechos humanos, pero cada día hay menos libertades y más opresión por parte de los sistemas políticos. El fracaso político de la democracia. La única cosa que nos hace libres es la verdad. "Yo soy el Camino..." Ser libres sin Jesús, es imposible. Pero los hombres no nos convencemos de eso. Y ahí están las consecuencias. En la Nueva Iglesia que proviene del Vaticano II, donde se cree en la Salvación Universal, y todos los hombres son salvados por la Encarnación de Cristo, entonces los hombres no necesitan salvación. Esto está escrito en los documentos oficiales. Crítica a la teoría del cristianismo anónimo. Todo esto es diabólico. Esto destruye la idea del amor. El amor es correspondido. El amor ofrecido es esencialmente libre. Pero si no hace falta correspondencia por parte del hombre, nuestra respuesta al amor es inútil. Dios es amor esencial. Si suprimimos la respuesta del hombre, entonces se suprime la idea de Dios. La teología progresista. Un mundo sin amor es un mundo aberrante. Lo vemos hoy día. Hoy día en España se habla mucho del aborto. En España es un derecho. Más de un millón de seres inocentes. Se les ha negado su destino natural y quizá sobrenatural. Pensar que Dios no va a hacer justicia es locura. Si luego se habla de si deben comulgar o se les excomulga, es inútil. Se irán a la condenación eterna por no perdonar a estos seres. Las discusiones son inútiles. El estigma imborrable de la condenación eterna. Enseguida viene la paz del corazón necesaria. A lo largo de mi vida he visto cómo muchos hombres han recuperado la paz. La paz de San Francisco de Asís con el lobo de Bubbia. "Paz hermano Lobo..." "La paz sea con esta casa..." "Tiende me la pata..." La consigna de la paz fundada en Jesucristo. Ojalá que el Señor nos convierta en discípulos suyos.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido.

bottom of page