top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 17 de noviembre de 2009

00:00 / 01:04

Charla ID:

2009.11.17.HBil

Título:

La aventura del sacerdocio contado a los niños

Duración:

0:12:58

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Comentario:

Para uso interno por el estilo de hablar del Padre. Aquí me tienen de nuevo. Enorme alegría por encontrarme de nuevo entre vosotros. Lo mejor de todos los tesoros. Muchos años hemos transcurrido en este país con muchos sacrificios y persecuciones. Y a veces sentimos que los resultados no corresponden a los sufrimientos. Pero no es verdad. Hemos sacado sacerdotes santos de este país. El mundo de hoy anda muy confuso y también la Iglesia. Los sacerdotes son los únicos que sacarán a la Iglesia de esta crisis. Historia del Padre cuando de pequeño le decían que iba a ser sacerdote. Pensaba el sacerdocio como una vida aburrida. Historia de su pandilla cuando era pequeño. Aventuras del Padre en su pueblo. El Padre no sabía que la vida más aventurera era la del sacerdote. El Padre de pequeñito era muy sentimental. Y pensaba que el amor era lo más importante de la vida humana. Hubiera dado su vida por sus amigos de su familia. Le tenía un amor a sus padres. Amaba profundamente. Y el pensaba que el sacerdote renunciaba al amor. ¡Qué aburrido! Pero un buen día, a los 15 o 16, nuestro Señor se hizo encontradizo con el Señor. Y le habló de la Amistad Verdadera. "Nadie demuestra más amor que aquel..." Jesucristo es el Superhero de todos los comic. Hombre de simpatía y de riesgo. Cristo dio la vida por él. Y comprendió que lo mejor era vivir una vida como la de Jesús. Las desgracias de la Iglesia solo pueden ser arregladas por los que mantiene el corazón de Jesucristo. Los problemas de la Iglesia de hoy no los arreglan los obispos ni los cardenales. Solo lo arreglan los sacerdotes que sean otros cristos, o mujeres que tengan el espíritu de Jesucristo, como la Virgen María, la mejor imitadora de Cristo. El mundo está esperando a los verdaderos revolucionarios y las revolucionarias. Hombres valientes. Hombres enamorados con Jesucristo. En este país nos ha concedido unos sacerdotes excelentes y unas pocas mujeres. Este balance no es negativo. Dispuestos a incendiar el mundo y a cambiarlo. Las palabras que cuando el Padre era jovencito le impresionaban: "Yo he venido a la tierra a traer fuego..." Historia del joven rico en el evangelio. Fue un egoísta y un cobarde. No se sabe ni el nombre de esta narración.

Comentario Técnico:

Mala calidad de sonido de la voz del Padre, buena calidad de sonido de la voz de Lope. Traduce Lope. Predicada en USA a las señoras.

bottom of page