top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 14 de junio de 2009

00:00 / 01:04

Charla ID:

2009.06.14.H

Título:

La Iglesia y la secularización dentro de ella

Duración:

0:27:28

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Lc 14: 16-24

Comentario:

Para uso interno por el estilo de hablar del Padre. Cuando se trata del Cielo, hay que acudir a metáforas. "Lo que ojo no vio..." Es el infinito Amor ofrecido a nosotros. Lo que no se puede expresar con nuestras palabras y necesita el uso de la metáfora. El rechazo al amor a Dios. El error de los ateos. Las excusas de aquéllos que se llaman católicos pero defienden el aborto, el matrimonio homosexual, la eutanasia. El espíritu de ateísmo se ha extendido por toda la Iglesia. "Pero mis palabras no pasaran". La existencia del infierno es una realidad. El hecho de que Dios exista no depende de que creamos en El. Las videntes de Fátima dijeron que muchas almas caen diariamente al infierno. El dueño de la casa pide que salgan a la calle y fuercen a entrar a los pobres a entrar en la boda. El cristianismo es practicado por los pequeños y no es para las grandes masas de población. La vida cristiana es incompatible con el mundo. En la 1 Corintios, "Nos hemos convertido en espectáculo para el mundo". El Padre explica y comenta todo este pasaje del San Pablo. No podemos luchar contra el mundo con sus propias armas. "Te pido Padre no que los saques del mundo..." Nosotros somos despreciados, unos desde la derecha, otros desde la izquierda. "Hasta el momento pasamos hambre, sed..." El Padre ha experimentado este desprecio. En las últimas semanas en dos lugares de EEUU nos han expulsado. Y así ha sido nuestra vida. "Cuando no os escuchen en una ciudad..." "Somos como la basura del mundo y el desecho de todos..." No os hagáis ilusiones. Así compartiréis la existencia de Cristo. La garantía de vuestro fruto vendrá por vuestra propia muerte. Hay algo en la parábola que tiene más actualidad que nunca: "Sal de nuevo y fuérzalos a entrar". San Juan de la Cruz comentaba esto diciendo que esto era el dinamismo de la actividad misionera de la Iglesia. No forzamos a nadie, porque el amor es libre, pero sí pondremos el ímpetu para llevar a cabo la actividad misionera. En los tiempos que vivimos ya no se práctica la vida misionera porque ahora es el ecumenismo. Una Iglesia no misionera es una iglesia destruida. El Papa Benedicto dijo ayer que un espíritu de secularización dentro de la Iglesia. Pero a esta Iglesia debemos de ir nosotros con el testimonio de Jesucristo.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page