top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 17 de agosto de 2008

00:00 / 01:04

Charla ID:

2008.08.16.H

Título:

Agradecimiento del Padre a nuestras chicas por las oraciones en su enfermedad

Duración:

0:17:19

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

San Joaquín, Padre de la Virgen María

Texto Bíblico:

Comentario:

El Padre dice que no tendría sentido darles un sermón doctrinal porque piensa que las chicas nuestras están más que instruidas. Quiere expresarle el cariño a sus hijas por las oraciones que han elevado al cielo por la salud del Padre pues hasta los mismos médicos están impresionados por lo bien que está el Padre. No somos muchos, pero nos amamos unos a otros. Mientras permanezca este amor, el espíritu queda asegurado. Os recuerdo aquellas palabras de la Biblia: "No apaguéis el espíritu..." Mientras que vuestro amor por el Señor siga y cumpláis el plan de vida, todo irá bien. El peligro que tenemos es la rutina y la mediocridad. Pero eso no ocurre entre vosotras. Continuad con vuestra vocación e incrementadla. "El que no recoge conmigo desparrama..." O el ejemplo del cohete que sube y luego baja. Sois esposas de Cristo. Y luchad hasta llegar el momento de la unión con Cristo. Estos días he tenido el temor a la muerte, pero ha quedado superado por la gracia del Señor y de unir nuestra muerte a la suya. "Jesús nos liberó del temor a la muerte", como os dije ayer en la homilía de la fiesta de la Asunción. No nos vemos mucho, pero vosotras me recordáis, y estoy muy contento con vosotras. Mis sacerdotes están viajando mucho, hoy se iban unos a Texas, Lope se va unos días a Wisconsin, Cristian llegó ayer. Y las preocupaciones de los Obispos. Vosotras en este sentido no sois una preocupación por mí. Es muy importante: o se sube o se baja. No se puede mantener en un estado. Hay que pasar de una morada a la otra. Se termina cuando veamos a Jesús. Seguid pidiendo por mí. Mi cariño está siempre con vosotras. En España se celebraba la fiesta de ayer con mucha devoción. Hoy hay mucha vida civil pero poca vida religiosa. En aquellos tiempos había mucha fe y mucho cariño a la Virgen. Yo recuerdo en el año 56 cuando definió Pio XII el dogma. Siempre la Iglesia creyó en esto, pero no era dogma de fe. Recuerdo el momento porque lo vimos todo el mundo. Aprovechad estos días que quedan para la escuela. No vamos a abrir la High School y no vais a ir a América. Seguid muy enamoradas de Cristo o si no terminaréis histéricas, que es lo que ocurre en las comunidades de monjas de hoy días. Hoy las monjas se han dedicado a hacer programas de dulces o magdalenas. Ojalá que nos podamos ver más a menudo. D. Carlos me animaba diciendo que de esta enfermedad el Padre no se iba a morir, pero que le quedaban cuatro o cinco años. El Padre se reía. Estos días que he estado enfermo, Pedro Javier se negó a que vinieran otros, excepto Carlos y Pedro Javier. Mañanas tenemos las promesas. Recuerdo de cuando en las promesas de Julián se fue la luz. Hoy está Julián haciendo una labor extraordinaria en Chile, con Padre Luis y Padre Carlos. Somos todos muy distintos. Con el amor, nos complementamos. Dios nos ha puesto juntos para que nos amásemos y nos amasemos. Que Dios os bendiga y os de el espíritu y la ilusión por vuestro esposo. El Cantar de los Cantares es el libro del Antiguo Testamento que expresa mejor el amor de Dios por cada uno de nosotros. No el amor de Dios por la Iglesia.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido aunque se notan unas subidas y bajadas de volumen constantemente

bottom of page