top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 27 de abril de 1987

00:00 / 01:04

Charla ID:

1987.04.26.H

Título:

Continuación de la meditación del día sobre los frutos del Espíritu Santo

Duración:

0:10:15

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Domingo In Albis - Domingo 2º de Pascua (NO)

Texto Bíblico:

Jn 20: 19-31

Comentario:

El Padre insiste en el tema de la meditación del día. Vamos a vivir en un mundo muy difícil. Hoy se habla mucho del Espíritu Santo. Pero si leemos el N.T veremos que el Espíritu Santo está relacionado íntimamente con las virtudes cristianas. El Padre critica a los carismáticos, aunque no los menciona. La presencia del Espíritu Santo se da en la virtud verdadera. Los frutos del Espíritu son estos. Levantar las manos y pensar que el Espíritu Santo ahí es una cosa psicológica. No nos dejemos engañar. Lo mismo sobre el tema de la promoción de la mujer. Promocionar la mujer no es sólo que lea en la misa. Las notas de la auténtica presencia del Espíritu Santo no va por los gritos, sino por la presencia de las virtudes cristianas. La caridad no fingida. Aquí no hay trampa. Es lo que vemos en la obra de San Juan de la Cruz y de Santa Teresa. El Nuevo Testamento dice esto con tanta claridad que no se porqué se olvida. "Por sus frutos los conoceréis..." Hoy día se ha perdido la fe. Todo se reduce a la sociología y a la psicología. Risas. El Espíritu Santo no está donde no están las virtudes cristianas.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page