top of page
< Regresar |

Meditación

Meditación del 10 de junio de 1984

00:00 / 01:04

Charla ID:

1984.06.10.M

Título:

El Espíritu Santo en el Nuevo Testamento

Duración:

0:46:53

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Domingo de Pentecostés (A)

Texto Bíblico:

Jn 20: 19-23

Comentario:

Para uso interno por el estilo de hablar del Padre. Hoy se cierra el tiempo pascual con una de las fiestas más importantes. Fiesta del Espíritu Santo. Me siento cansado con 28 años de sacerdocio. ¿Y hablar del Espíritu Santo? Cuando era seminarista no entendía este misterio. Es el tema más difícil de todo. Recordando lo que la Biblia dice, podemos aprovechar de esto. El Señor decía que cuando El se fuera, lo enviaría. Y el Espíritu Santo les recordaría todo y que no hablaría de sí mismo. Es el corazón de Dios. Dios es amor. Cuando dos personas se aman, ninguna de ella se interesa por el amor que les une, sino por la otra persona. El amor nunca habla de sí mismo. Es el Amor muto entre el Padre y el Hijo. Cuando uno ama, recuerda a esa persona amada. El Espíritu Santo nos hace comprender a Jesús. El Señor le llamaba el Espíritu de Verdad. La gran verdad es el amor. Y la falsedad se opone al amor, al igual que la desconfianza. La falta de sinceridad se opone al amor. Todo aquello que es mentira está en contra del amor. Esto se puede ver en el que hace la dirección espiritual. La dirección espiritual la hace bien quien sabe amar. San Pablo decía que la presencia del Espíritu producía frutos y dones. Algunos de los frutos se nos escapan: no puedo saber si tengo capacidad de sufrir o no, pero si se puede saber si tienes el amor y el gozo. El que lo tiene, sabe lo que es. La presencia del Espíritu Santo elimina el aburrimiento. Vivimos vulgarmente. Hay que tener un estado de borrachera. Amamos a los demás cuando los amamos sin medida. "El Padre da el Espíritu Santo sin medida". Nuestra oración es cualquier cosa menos aburrida, si el Espíritu Santo vive en nosotros. San Pablo: "Nosotros no sabemos orar... El Espíritu Santo viene con gemidos inenarrables..." Puede ser atormentada nuestra oración, pero no aburrida. Decía San Pablo que si nos dejamos llevar por el Espíritu Santo nos llevaría de gloria en gloria transformándonos en la imagen de Jesús. La identificación en la Trinidad. También decía que el Espíritu Santo nos hace libres. Es Libertad. El amor es libre. El amor no se impone. El amor nos esclaviza, pero ahí está la libertad. Uno quiere porque quiere. Querer y amar. Entregamos nuestra vida porque nos da la gana. Se le llama también don. El don no se da para que nos den. Interés y desinterés en el amor. El amor es donación, liberalidad, no espera nada, no es un do ut des. Espera la persona amada, pero sin plazos. La persona amada puede venir cuando quiera. Los criados nunca saben cuándo va a venir el dueño de la casa. Las vírgenes no saben cuándo va a venir el esposo. No se puede poner la condición del plazo. Dialéctica de la espera, como un ladrón. "El Espíritu sopla donde quiere... El amigo del esposo..." La vida de los santos es cualquier cosa menos aburrida. No hay dos santos iguales. Si nos dejamos llevar por el Espíritu. Los santos nunca son iguales. ¿Qué es lo que une a las dos personas que se aman? El viento. Hemos de llevar por el mundo el Espiritu de Jesucristo. Esto lo digo en las folias. Crítica a los carismáticos. La manifestación del Espíritu: en la obediencia, en la pureza, en la sinceridad, en la obediencia, en la cruz. Nos conduce hasta Jesús por la cruz. No seáis tontos. Compartiremos la cruz del Señor. Las personas que se aman de verdad se conocen y se comprenden. El Espíritu Santo es el que nos hace conocer lo profundo de Dios. Está puesto en nuestro corazón para que llamemos a Dios Abba. Las formas de amor y los distintos amores: Padre a hijo, Esposo a esposa, pero la más perfecta es el amor paternofilial. Explicación del término Abba. El amor del amigo al amigo. He pretendido deciros es que esta fiesta es muy bonita. Cuando yo estudiaba, me reía mucho en la Historia de la Iglesia que decían que la edad del Padre es la del A.T., la edad del Hijo, la del N.T., y después la edad del Espíritu Santo. Esto es una tontería. Crítica a Joaquin de Fiore. El más pequeño acto de obediencia, o aceptar un puro sin razón, o estudiar sin querer, o resistir una tentación de impureza, produce una alegría enorme y habéis comprendido mejor a Jesús. La presencia de Jesús: obediencia, insultados, trabajando en la cocina. Hay es cuando brotan lágrimas de alegría. Este es el Espíritu de Jesús. "El Espíritu Santo se ha derramado en nuestros corazones..." Es el ruaj. Cuando dos de nosotros nos amamos, no sabríamos decir qué es el amor en esa unión. El evangelio no se comprende nunca si no es en el amor. El Espíritu Santo abre nuestros ojos. Es la luz. Posibilita la Belleza. Nos conduce al Amado. Nos hace poetas. Os estoy cansando mucho. Somos un poco tontos. ¿De qué nos sirve tanto estudio y tanto trabajo si no sentimos el amor verdadero? "Aunque tuviera el don de profecías..." Esta fiesta es muy importante. Es la fiesta de la alegría. El Padre pensaba en su oración qué decir acerca de su 28 años de sacerdocio. Lo que le anima es que su sacerdocio se lo compró el Señor y se lo regaló el Señor. Fue Jesús el que le llamó. A trancas y a barrancas fue fiel al Señor. Prefiero no pormenorizar. El Espíritu Santo lo hace todo. La predicación y el Espíritu Santo. Vosotros estáis llamados a una vocación total. Recuerdos de su ordenación. Sed fieles a vuestro sacerdocio.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido. Hay un pequeño ruido de fondo constante, al menos cuando la escucho en el computador. La grabación termina abruptamente.

bottom of page