top of page
< Regresar |

Lectura

Lectura del 21 de agosto de 1983

00:00 / 01:04

Charla ID:

1983.08.20.L

Título:

El verdadero Espíritu del Señor

Duración:

0:18:56

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Comentario:

Para uso interno por el estilo de hablar del Padre. Palabras de ánimo a los nuestros. Ayer hablábamos del peligro de acercarse a Jesucristo por caminos de pura naturalidad. El verdadero conocimiento tiene lugar a través de la fe. La fe es una virtud sobrenatural. Nos dejamos conducir por el Espíritu del Señor. Y el Espíritu del Señor es espíritu de pureza, sacrificio, olvido de uno mismo, de entrega a los demás. Este es el Espíritu de verdad. Si no estamos en este espíritu, cada vez nos encontraremos en un vacío inmenso. "Porque me has visto, has creído..." Es compartir la vida y la muerte de Cristo. Si vamos por caminos fáciles, no estamos en el espíritu del Señor. La cruz, tanto la de fuera, como la de dentro, nos acerca al Señor. La senda fácil, a través del folclore, de las misas con ruidos, etc. Hemos de aceptar sus caminos. Es la participación en el propio destino de Cristo, a través de la obscuridad de la fe, de pruebas interiores. Sufrir con Él y morir con Él. "Yo para esto he venido..." Cuando se nos insinúa que aceptemos el camino difícil, se nos sugiere lo más bello. "Nadie demuestra más amor que aquel que da la vida por sus amigos" Esto lo olvida nuestro mundo de hoy día. También el reduccionismo horizontalista en el cristianismo. Y nosotros mismo también olvidamos cuando rabiamos y pataleamos y nos aceptamos en nuestra pequeñez. Y cuando leemos la vida de los santos y sus visiones, y en cambio nosotros nada de visiones. Menciona a Raúl. En vez de las revelaciones, el camino estrecho de la obscuridad de la fe. No nos desesperamos. "Acosados, no nos desesperamos... como los que no tienen nada, pero poseyéndolo todo". La virtud de la pobreza. "Sursum corda..." Sin errar el camino. El espíritu está en aceptar los caminos de Dios. Que seamos obedientes y pequeños. Debemos buscar aquietar nuestro corazón. Pero esto no significa que no vamos a tener arideces. Téngamos esto muy en cuenta. Sois gente que luchas. Sois muy buenos. Y tenéis muchos defectos. Como hombres que no habéis llegado a la meta, pues tenéis defectos. Una de las mayores tentaciones, sería la desesperación. "Tengo contra ti que has perdido el ímpetu..." El demonio es espíritu de confusión. Yo tengo más tentaciones que vosotros y más dificultades que vosotros. "Llevo sobre mí el peso de todas la Iglesias..." Que mañana domingo sea un día muy bonito. Y de mucha unión con Dios. Y luego el Padre se refiere a uno de los nuestros para que esté tranquilos por sus zagales que están fuera. Quedarán los que tengan que quedar.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido. Ladridos de perro de fondo al principio.

bottom of page