top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 14 de enero de 1983

00:00 / 01:04

Charla ID:

1983.01.14.H

Título:

La divinidad de Cristo y el corazón malo de la gente

Duración:

0:10:15

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Viernes de la 1ª semana del Tiempo Ordinario (Ciclo I)

Texto Bíblico:

Mc 2: 1-12

Comentario:

Para uso interno por el estilo de hablar del Padre. El Padre habla de los que piensan mal y de los sabijondos. Solo Dios puede perdonar los pecados, y en esto tenían razón. El Señor tenía una bola de cristal incorporada. Los santos hacían los milagros en nombre de Cristo, pero Jesús hace los milagros con su propio poder. Los sacerdotes hemos recibido el poder de perdonar pecados: "Recibid el Espíritu Santo..." Cristo podía perdonar los pecados. Pero la gente no se convenció. Hubiera sido lo lógico: si es capaz de curar al paralítico, entonces es Dios. Cuando el hombre es malo, vea lo que vea no ve. Se ciega. No hay peor sordo que el que no quiere oír. Mas gana un burro negando que Aristóteles probando. Después del milagro de la resurrección de Lázaro, los fariseos se reunieron para decidir que había que matarlo. Si hay un buen sacerdote, la gente empezará a criticarlo. El Señor decía: "Vino Juan el Bautista que era un macar sin par, porque no comía ni bebía..." Si hubiera un sinvergüenza, nadie lo toma con él, pero si hay un chico honrado, la gente se enfadará con él. El corazón malo ennegrece la mente.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page