top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 23 de octubre de 1982

00:00 / 01:04

Charla ID:

1982.10.23.H

Título:

Corrección del Padre a los niños en el Pedregal

Duración:

0:15:34

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Sábado de la 29ª Semana del Tiempo Ordinario (II)

Texto Bíblico:

Comentario:

Cuando se os dice que no bajéis las escaleras corriendo es por la ilusión que hagáis las cosas bien hechas. Ha subido al estudio y echa un puro por lo que ha visto. Dice que los niños son muy difíciles hoy. El Padre cuando era pequeño aceptaba las correcciones. Ha visto a los más veteranos que son los que más corren por las escaleras. Hay que respetar a los mayores. Los niños de ahora solo hacen su voluntad y no se dominan. Un hombre que no sabe leer, no sabe estudiar, no sabe sentarse en una silla. No se convierte en un asno porque le tiene mucho respeto a los asnos. No os gusta estudiar, no os gusta leer, no os gusta reflexionar. Yo no os hecho toda la culpa pero sí la parte de culpa que tenéis. Cuando el Padre era como los niños que le están escuchando leía a los clásicos. Le da mucha pena ver esto. Os estáis formando de una manera que no es bueno. ¿Qué importa subir la escalera como los caballos? Vais a terminar como los asnos. La cultura va degradándose. Y la cultura es la base de los valores cristianos. No es una manía del Padre. No habéis aprendido a comer, ni a coger la cuchara, ni el cuchillo, ni un alimento de otro. Y en cuanto a hablar... El Padre a los 13 años el Padre hablaba tan perfectamente el inglés como el castellano. Ahora ya no lo habla porque no lo ha practicado. No os digo esto para darme pisto. Os lo digo para ver la gran distancia de formación de los niños de ahora y los niños de entonces. Os digo esto porque os quiero. Y resulta muy difícil corregiros. Es el deseo de que aprendáis a ser unos hombrecitos y luego cristianos. Cuando el Padre era pequeño comprendía que los castigos eran por su bien. Historia del profesor que le dijo que era un sinvergüenza porque no había estudiado. En su corazón había nobleza. No las consideraba maniática. Menciona a Tino que ha subido a preguntar quien ha subido las escaleras corriendo y nadie dice nada. El Padre de pequeño no aguantaba que le llamaran cobarde o mentiroso. Ser hombre es muy difícil. No tengo mas remedio que castigaros.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido, aunque el volumen baja y sube.

bottom of page