top of page
< Regresar |

Charla

Charla del 19 de octubre de 1981

00:00 / 01:04

Charla ID:

1981.10.18.C2

Título:

El amor divino-humano y el amor humano

Duración:

0:19:30

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Can 1: 2

Comentario:

El Señor se adapta a nuestra manera de ser para hacer oración. Nuestro corazón necesita amar y encender nuestro amor por el Señor para poder vivir en medio de este mundo. Las muchas aguas no apagarán nuestro amor. Necesitamos al Señor. Y cuando uno ama al Señor, ¿qué más da como le salga la oración? Hay que alimentarse de su Presencia. Dios nos llama a un gran amor y nos puede pedir una gran felicidad. Ya os dije a unos cuantos que estabais conmigo Él se fía absolutamente de nosotros. Un amor en que uno de los amantes no se fía del otro, no es tal amor. El amor tiene que fiarse de la persona amada. Lo de la película de La calumnia. El amor requiere la fidelidad y la fe y la confianza en el otro. Dios pone de su parte. Se fía de nosotros absolutamente. Demostración: pensad en cuánto Dios os ama, cómo sois para El la niña de sus ojos, y sin embargo, a mí personalmente, os pone en mis manos. Dios me conoce, y sin embargo, me hace esa muestra de confianza. Y esto es solo un botón de muestra. Un amor absoluto lleva consigo una confianza absoluta en la persona amada. Como el amor es reciprocidad y no puede ser sino reciprocidad (En la Trinidad, el Espíritu Santo es la reciprocidad entre al amor del Padre y del Hijo), Dios espera de mí una confianza absoluta. Y puede pedirnos cualquier cosa, nuestra carrera, nuestro corazón. Puede pedirnos todo, y si no lo hiciera, sería la prueba más clara de que no nos amaba demasiado. Si nos pide todo es porque nos ama totalmente. Lo triste sería que, ante esa llamada, en la que nos lo jugamos todo, nosotros nos asustáramos o le retirásemos nuestra fe y nos dejáramos arrastrar por el mundo. Nuestra vida sería un fracaso. No nos tiene pues que extrañar que colectiva e individualmente el Señor nos someta a la prueba de la fidelidad a Él. Es la prueba del amor total. Esta es nuestra vida y nuestra victimación. A esto tenemos que estar dispuesto. "Son tus amores más suaves que el vino..." Le digo al Señor que el problema para mí son las criaturas que me has encomendado para hacerles real el amor tuyo. Precisamente porque las realidades que nos rodean nos pueden apartar del amor del Señor, (las crías de vuestros colegios son realidades), por eso mismo tenemos que estar muy enamorados del Señor. Si nuestra oración fuera simplemente un trámite, esto no funcionaría. Dios es Amor. El cariño que os tengo a cada uno de nosotros me sirve siempre de una inmensa alegría. Hay cosas que parece que no tiene importancia, pero sí la tienen. Educar nuestra sensibilidad es muy importante. No es una manía mía el que leáis a Dante y Petrarca. En nuestros pisos, aunque pobres, pero si hay algo, que sea de buen gusto. Es muy importante porque a través de eso llegamos a Dios. La grosería, la ordinariez, el mal gusto, la chabacanería produce unos sentimientos chatos y pequeñajos. Hay, por ejemplo, quienes entienden el amor como algo puramente carnal. Pero esto está en las antípodas del amor carnal. Cuando tengáis 50 años podréis mirar a una chica cara a cara con una limpieza de corazón. Cuando yo era como vosotros, me pasaba igual que a vosotros. Ayer me contaban los mayores de Burgos que algunos amigos de ellos se habían metido a hacer apostolado con zagalas. "Van apañados". La educación de la sensibilidad. En el primer capítulo de mis Comentarios intento hacer ver que el amor humano, cuando es verdadero, es muy bonito, porque es una participación del amor divino. Y nada de lo bueno que hay en este amor humano falta en el amor divino. ¿Qué intenta el beso humano? Lo bueno que sea, pero que es solo un intento, es llevado a la plenitud y a la realidad en el amor divino.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido. Parece que termina abruptamente.

bottom of page