top of page
< Regresar |

Meditación

Meditación del 23 de agosto de 1981

00:00 / 01:04

Charla ID:

1981.08.23.M

Título:

La moral farisea y saducea

Duración:

0:26:20

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Mt 16: 1-12

Comentario:

"Se le acercaron fariseos para tentarle..." La gente que se acerca al Señor, fariseos y saduceos, generación mala y adúltera, merecen el desprecio del Señor. No era gente de buena voluntad. Pensaban que el Mesías tenía que venir a la medida humana. Entienden la religión mirándolo por el canuto. Esperan prodigio tipo circense. Lo divino y lo religioso deja de ser divino cuando se mide a lo humano. El Señor les va a dar una señal: de Jonás el Profeta. Esta figura hace alusión a los tres días que el Señor tendría que estar en la tierra. La señal que desborda la inteligencia humana: Dios quiera morir por nosotros. "Nadie demuestra más amor..." El demonio, cuyo pecado fue la soberbia, busca lo grandioso. Dios no está en lo grandioso. La presencia de Dios es el amor verdadero. Esta es la señal. El amor a la cruz, el sufrimiento, la muerte a uno mismo, la entrega desinteresada a los demás. La humildad verdadera. "El que quiera ser el primero..." La enfermedad, la pobreza, sufrimiento, trabajo. Estamos cerca de Dios cuando sufrimos, cuando ejercitamos la paciencia. La esperanza, bellísima virtud teologal. Morir a sí mismo. Ser fieles hasta el final. El mundo no necesita nuestras predicaciones, nuestras charlas, nuestras tácticas de apostolado, sino nuestro cariño manifestado hasta el final en la muerte. "Tened mucho cuidado del fermento de los fariseos..." Hombres de poca fe. Los apóstoles son dignos antecesores de vosotros: se habían olvidado de traer pan. Reconvención del Señor a los apóstoles. Los fariseos y los saduceos tienen perenne actualidad y puede darse en nosotros esa actitud. Eran cumplidores de la ley externa, pero su corazón estaba podrido. Eran sepulcros blanqueados... El Padre recuerda cuando exhumaron el cadaver de su madre. Descripción de este acontecimiento. A nosotros nos cae de lleno la consigna del Señor sobre el fermento de los fariseos. Nostalgia de Dios, nostalgia de querer ser mejores. Pero otra cosa es que no le demos nuestro corazón a Dios. En este sentido somos fariseos. "Este pueblo me alaba con la lengua, pero su corazón..." Los saduceos eran los vividores: no había que enemistarse con el estado romano. Los saduceos de ahora serían los de la UCD. Van a implantar la ley del aborto y del divorcio y luego quieren ir detrás del Santísimo. La sinceridad y la limpieza de corazón. Sed pequeños, y ser sinceros para ser buenos. Debemos ser limpios. San Pedro y su sinceridad y osadía. Cobardía de San Pedro, pero luego se dio cuenta y nunca más volvió a negar a su maestro. Era un hombre de corazón. Pecador, pero no era fariseo. Tenemos nostalgia del aire limpio, del agua pura. Buscar el bien de mis hermanos. Mis gustos a la porra. Mi vida a la porra. "El que busca su propia vida..." Ponemos estas intenciones a los pies de la Virgen.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page