top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 21 de junio de 1981

00:00 / 01:04

Charla ID:

1981.06.21.H

Título:

El dominio del hombre sobre sus sentimientos y acciones

Duración:

0:08:16

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Domingo 12º del Tiempo Ordinario (A)

Texto Bíblico:

Mt 10: 26-33

Comentario:

Para uso interno por el estilo de hablar del Padre. El evangelio es siempre actual y se adapta a todas las circunstancias. El evangelio siempre tendría algo nuevo que enseñarnos. El evangelio de hoy nos quiere decir que aprendamos a dominar nuestros sentimientos. El hombre hecho de carne y de sangre, en una mezcla, es un ser de sentimientos. Y estos sentimientos han de ser dominados mediante la razón, la voluntad, y la gracia de Dios. Hay sentimientos que son buenos que deben ser encauzados. Y otros que no son buenos. De alguna manera los sentimientos son buenos todos. Los psicólogos los llama las pasiones. Uno de ellos es el miedo. El miedo es un sentimiento innato de defensa ante el peligro. Dios ha puesto este sentimiento. Es natural. No tengáis miedo. No quiere decir que no tengáis miedo, sino que no nos dejemos dominar por el miedo. El mismo Señor tuvo miedo, pero no se dejó dominar por ellos. El que se deja dominar, es un cobarde. En la oración tenemos distracciones, nos cansamos, pero eso es humano. Pero hay otro cansancio que viene de la tibieza, y este es realmente malo. No el cansancio físico, sino el cansancio espiritual. Imaginaos lo que sentiría yo si Jose Manuel Guillermo fuera hablar con el Padre y le dijera que iba a hablar por compromiso. Hay cansancios que le tienen que dar mucha tristeza al Señor. Y otros que le tienen que dar mucho gozo y mucha alegría. Dice que el Padre ha estado casi una hora y media de rodillas en la oración. El cansancio espiritual denota rutina, tibieza. Debemos luchar contra los sentimientos malos. La cobardía hay que desterrarla de nuestra existencia.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page