top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 21 de enero de 1979

00:00 / 19:59

Charla ID:

1979.01.21.H

Título:

¡Sed pescadores de hombres!

Duración:

0:21:12

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Domingo 3º del Tiempo Ordinario (B)

Texto Bíblico:

Mc 1: 14-20

Comentario:

La garantía y la eficacia de nuestro apostolado depende de si hemos seguido los pasos de Jesús. No hemos sido llamados a ser funcionaros ni buenos sacerdotes ni cumplidores. Los planes humanos son bastantes canijos. El Padre meditando sobre este evangelio le decía al Señor que no sabía cuántos iba a pescar. Solo lo sabremos al final de nuestra vida. Los hombres buscan el bien, pero a veces ponen el bien donde no está. El problema es saber hablar en dónde está el Bien. Y mostrarlo con nuestra propia vida. Se trata de ser auténticos pescadores de hombres. Todo se reduce a la consigna de la Virgen en las Bodas de Caná, "Haced lo que El os diga". Por ejemplo, Jesús amaba con locura infinita al Padre. Y con ese corazón, amaba infinitamente a los hombres. Y nosotros tenemos que hacer esto también. En filosofía se dice que "el obrar sigue al ser". Hay que hacer un intercambio de vidas. "Ya no soy yo el que vive, sino que es Cristo..." El sacerdote actúa identificado con el Señor en los sacramentos, pero lo que el Padre quiere decir es algo más que todo esto. Se refiere a la meditación dada en la mañana sobre el Buen Pastor, meditación de la que no tenemos copia. A veces creemos en el demonio más que en Cristo y por eso caemos en la tentación. El demonio es el Padre de la Mentira. La aventura de seguir a Jesús frente al aburrimiento. Ayer leyó un artículo de "los pasotas". La juventud está harto de todo. "Los que crean en mi Palabra haréis mayores cosas que yo..."

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido

bottom of page