top of page
< Regresar |

Meditación

Meditación del 1 de enero de 1978

00:00 / 01:04

Charla ID:

1978.01.01.M

Título:

La búsqueda apasionada del Señor I

Duración:

0:23:54

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Texto Bíblico:

Can 1: 7

Comentario:

El Padre le puso título a esta charla. Para uso interno por el estilo de hablar del Padre. Dice el Padre que se puso a trabajar en un esquema comentario al versículo "Dime tu amado de mi alma donde pastoreas, donde sesteas..." Y después de hacer dos esquemas, los ha roto. Y se ha acordado de la historia de Santo Tomás de Aquino en el momento de su muerte mandó quemar la Suma. Uno descubre que lo que puede decir es tan limitado que le entran ganan de callarse. Nuestra vida está tan lejos de lo que Dios nos ha llamado. Nuestro miedo al amor y a ser felices es tan absurdo. Si tenemos a Dios solo como el Dios de los filósofos, o el fiscalizador, no avanzamos en nuestra vida. Todo esto está muy lejos de lo que vive la esposa del Cantar. Menciona a San Bernardo y su abandono de todo por enamorarse de Dios. Si no fuera por la virtud de la esperanza nos desesperaríamos. En la 2 Cor "El Dios del amor y la paz esté con vosotros..." San Juan dice "Dios es Amor". La esposa le pregunta dos cosas: ¿Dónde pastorea? y ¿Dónde sestea? Referencia al diálogo de San Pedro y el Señor: "¿Me amas más que estos? Apacienta mis corderos". Le pregunta tres veces porque le gusta escuchar por tres veces seguidas el sí te quiero. "Ama y haz lo que quieras" de San Agustín. La importancia de estudiar teología y conocer el Dios de los teólogos. Cuantas aperturas de hoy día de las monjas y de los curas. Pero qué poca gente busca al Señor en la ternura y el rato solitario. "Yo nunca os llamaré siervos..." El fracaso de tanto movimiento apostólico. La vida de San Francisco de Asis. El Padre se pregunta quién puede ser "los compañeros del Esposo" del Cantar. Para muchos, "su Dios es su vientre". El Padre termina diciendo que nos quiere mucho y que somos muy buenos y que pide por nosotros. Se acuerda mucho de los que están en América. Sufre mucho por los de su patria. Dice que por la noche, cuando se cansa de estudiar, se mete a la capilla y se duerme. Haced apostolado.

Comentario Técnico:

No muy buena calidad de sonido. En el minuto 1:40 el sonido baja de volumen.

bottom of page