top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 2 de julio de 1977

00:00 / 01:04

Charla ID:

1977.07.02.H

Título:

El mensaje de paz del Evangelio

Duración:

0:16:25

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

Domingo 14º del Tiempo Ordinario (C)

Texto Bíblico:

Lc 10: 1-12, 17-20

Comentario:

El mensaje del Evangelio es un mensaje de paz. Y un mensaje de alegría de la cual hoy día nuestro mundo está necesitado. San Pablo decía que Cristo es nuestra paz. Cuando se trata de hablarle al pueblo de Jesucristo nos encontramos con la doble insuficiencia del lenguaje, porque el lenguaje no llega y segundo porque las palabras nuestras están depreciadas. El único que puede hablarnos de Jesús es el Espíritu de Jesús. En la noche de la Última Cena decía Jesús que cuando venga el Espíritu de la Verdad dará testimonio de mí. El os conducirá a la verdad completa. Yo soy la Verdad. El Espíritu que el mundo no lo ve y no lo conoce. El Espíritu vive en nosotros y viven en los santos. Somos templos del Espíritu. Cuando recibimos al Señor con limpieza de corazón, el Espíritu nos habla de El ¿Cómo va a conocer al Señor el que no es limpio o el que es egoísta? El que no ama no conoce a Dios. Nuestro mensaje debe ser de paz. Y podemos conocer a Jesús en los santos porque fueron templos de Dios. Creyeron a pie juntillas el evangelio. Ejemplo de San Juan María Vianney. Ejemplo de San Francisco de Asis. Para hablar de Jesús el santo diría que es como la sonrisa de un niño, o como las lágrimas de una madre. Son metáforas y metáforas. Si el Espíritu no nos habla, no podemos hablar del Señor. "Si alguno tiene sed que venga a mí y que beba!" Cuántas personas se acercan al Padre con hambre de Dios. Si algunos están hartos de tantas mentiras, de tanta política, de tanta lujuria, de tanto comunismo y socialismo, habría que decirles que todavía queda una opción, Cristo Jesús el Señor. Los sedientos y los verdaderos rebeldes. No los melenudos. Los que van contra contracorriente. !Venid a mi todos los que estáis cansados..." No hace muchos meses un obispo en el periódico El País se pronunciaba a favor del aborto y de los anticonceptivos. Un nuevo palo más a este pueblo heroico. No tengáis miedo por estas cosas. Dios las permite para que nosotros seamos santos. Narración del ciego de la piscina de Siloé. ¿Crees tu en el Hijo del Hombre? Y ¿quién es Señor para que yo crea en El?. Y se puso de rodillas y lo adoró. Ante estas pruebas a las que el pueblo cristiano se ve sometido, yo les diría: "Vosotros tendréis tristeza,.. pero nadie será capaz de quitaros vuestra Alegría! La paz a esta casa. Mensaje de esperanza porque un Salvador os ha nacido. Yo estaré con vosotros para siempre.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido para ser de La Isla

bottom of page