top of page
< Regresar |

Homilía

Homilía del 19 de marzo de 1977

00:00 / 01:04

Charla ID:

1977.03.19.H

Título:

Castidad, obediencia y trabajo en la vida de San José

Duración:

0:14:02

Temas:

Female Icon Red.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon.png
9761203_hairdressing_kids_hair style_barbershop_boys_icon_edited_edited_edited.png

Palabras Clave:

Fecha Litúrgica:

San José

Texto Bíblico:

Mt 1: 16-24

Comentario:

Hoy celebra la Iglesia la fiesta de San José, patrono de la Iglesia Universal. Es un santo simpático. Tiene la virtud de darle a los sacerdotes muchos temas para hablar, a pesar de que no aparece mucho sobre él en la Biblia. Un tema, la virtud de la pureza y la castidad viviendo con su mujer. Él no era padre real del Señor, sino padre legal. Dios le pide esta misión. Papel difícil pero que acepta con obediencia. La responsabilidad de este hombre al ver que no tiene donde meter al niño para nacer. No puede ofrecerle sino un pobre pesebre. Es un varón justo. También la alegría de ver al hijo nacido entre sus brazos. Su obediencia a Dios, ciega. Dejó atrás sus propios planes. Se va a un país extraño sin poner preguntas a Dios. Obedece siempre. Amó a su esposa y a Jesús. En aquella familia todas las cosas estaban trastocadas: el hombre de menos categoría llevaba todo el peso. La función de mandar es cuestión de amor. Y la función de obedecer, una cuestión de amor. Esta familia es el prototipo de toda familia cristiana. También podíamos hablar de su capacidad de trabajo como carpintero. Nada de milagros, sin chapuzas. Con un gran sentido de fe. Y en su trabajo, su presencia de Dios. Las miradas de reojo de San José hacia su hijo. A nosotros que se nos van los pensamientos incluso en la oración, deberíamos decirle a San José que nos de esa presencia de Dios. Los temores y los temblores de este hombre ante la responsabilidad con su hijo. Nosotros los mayores sentimos esta responsabilidad. El sentimiento de haber metido la pata al educar a su hijo. Y su muerte, el evangelio no nos habla de esto. Se supone que había muerto ya al iniciarse la vida pública de Jesús. El Padre todas las noches le pide a San José que le de una vida muerte. Fue fiel a la misión que Dios le encomendó.

Comentario Técnico:

Buena calidad de sonido. La grabación empieza con la lectura del Evangelio en la misa. Hacia el final de la grabación se oyen unos estornudos fuertes y las campanadas del reloj. Transcripción hecha por Paulino

bottom of page